viernes, 13 de febrero de 2009

Invierno isleño

Hay ocasiones en que cuando voy al campo, me da la sensación de que hay miles de ojillos escondidos entre las ramas y la hierba, observándome. Pero aunque los busque, nunca logro dar con ellos. Probablemente salgan cuando me doy la vuelta, para echarse una sonrisita socarrona ante otra buscadora más de tesoros campestres.

Mientras los busco, me apasiona mirar las sinuosas formas que se crean en las cortezas de los árboles y las setas que se esconden bajo el pinillo. Son tan chiquitas y parecen tan frágiles que da repelús acercarse mucho por si acaso se rompen.










Este año de nieves por el norte, a Gran Canaria nos llega convertido en "fríos días" de 14 ó 15º, que para quienes no tienen costumbre es casi frío polar (Pilar, una amiga asturiana de adopción, se ríe mucho cada vez que la llamo y hablamos de este tema). Parece incluso que hemos cambiado de paisaje, porque las áridas montañas están tapizadas de un verde espectacular.

Me gusta el invierno. La lluvia. El frío. Los días "indoor"-como dice Bee-. En las cumbres incluso ha nevado, dejando montoncitos blancos en los arcenes. Antes el invierno era siempre así. Con las mejillas de los niños sonrosadas por el frío y los pies mojados de saltar en los charcos. Para los muy jóvenes, este invierno es atípico. Qué pena.

15 comentarios:

Luisilla dijo...

qué bonito! nunca hubiera imaginado esos paisajes en las islas! habrá que hacer una visita : )
Un beso wapa!

la bailarina descalza dijo...

Pues sí, la naturaleza nos sorprende con sus maravillas.
Hay que disfrutar de ellas.

Saludos,

Mamá Carmen dijo...

¡Qué recuerdos de juventud!;) Cuando caía unos copos de nieve y allí íbamos toda la familia para tocarla y tirarnos bolas de nieve, por supuesto. Ahora se forma cada atasco en la carretera que no hay manera.

A mi me gusta el frío, dentro de un lugar calentito mejor, pero no soporto el viento frío que te deja la cara helada y te entra hasta por las orejas. Eso sí con la lluvia que hemos tenido el campo está precioso.

Un besazo.

MOB dijo...

.. a la gente de fuera de las islas les cuesta creer que en CAnarias haga frío, y sobre todo "este frío". Yo creo que he encogido unos 4 ó 5 cm por estar todo el día encogida. Frío y chocolate calentito en casa.... Ummmmmm. QAue casualidad, en estos momentos tengo puestos los mismos calcetines que llevas en la foto (estrellitas que somos ambas)

Marisa dijo...

¡Que suerte que tienen!Aqui estoy en Buenos Aires con 33° y extraño horrores el invierno. Nos quedan todavia muchos dias de calor,humedo por la cercanía del Rio de la Plata,me quedo con tu relato y me hago ilusiones.Viven en un lugar bellisimo.Un abrazo muy cariñoso.

beemade dijo...

Preciosos tesoros encontrados..el honguito pequeño dan ganas de llevárselo en una cajita, pero la verdad es que se disfruta más en esos paseos. Por la Isla vecina, Teide nevado y frío "polar"..jiji!
Lindísimas medias estrelladas!

beemade dijo...

Gracias por la alusión...este tiempo hace crecer esos momentos Indoor que dan tantísimo de si.

Pilar dijo...

Hmmmm, y lo mucho que se disfrutan estos dias. porque sudar ya sudamos casi todo el año, a que si?

Ana I. Martín dijo...

Ahora soy yo la que pasa por aquí y quien te felicita a ti "Adi". También sabes leer entre las líneas de éste, nuestro acelerado tiempo. Besos y adelante...

niunpuntoatras dijo...

¡Pero qué wuapa, princesa! ¿De qué cuento te has escapado? :) Besitos.

Glora dijo...

Qué bonito está todo, tan verde!! Y cuánta razón llevas con lo del frío...
(Recibí tu correo. Muchas gracias por el envío)
Besos.

Olivia_p dijo...

setas! me ha encantado este post maravilloso, el anterior me dejó triste, vaya con el concesionario, pero éste compensa, vaya fotos y lo que cuentas, dice mamá carmen recuerdos... yo recuerdo mucha nieve hace años por carnavales... bs

loly dijo...

Bellas fotos, para un bello paisaje!!
Me has hecho recordar el pasado cuando mi madre me compró unas botas rojas de agua y saltabamos por los charcos y jugabamos con la barrilla, hace ya tanto tiempo de aquello, aunque por aquí ha llovido poco, mi isla es muy agradecida y esta muy verdita sobre todo las faldas de las montañas.

Tengo que sacar fotos...tengo que sacar fotos.........uy
Saludos

issa dijo...

sólo he podido leer los 4 últimos post porque no estoy en un sitio muy apropiado para bloguear, pero me han encantado tus relatos. ¡Y me alegro que te saliera bien la compra del monovolumen! ...yo también soy de hacer estas cosas aunque mi pareja no me deje...

Mlle Miracle dijo...

Ahora lo entiendo todo, ¡llevas el cielo en los pies! Cuesta creer que los detalles de estas maravillosas fotos sean de tu tierra. Aquí hemos tenido nuestros días de lluvia y frío, y sí, da gusto volver a tener inviernos de verdad. Me hubiera gustado jugar con la nieve, pero no ha querido visitarnos en la city.