sábado, 11 de octubre de 2008

La vendimia

A pesar de la lluvia y de todos los contratiempos que surgieron, casi de forma inexplicable, nuestra primera vendimia ha ido muy bien.

Recogimos casi trescientos kilos de uva.... y un fisquito del dedo de Less que se llevó la tijera podadora.

Todos los tipos de uva que hay sembrados en la finca están dentro de los permitidos por el Consejo Regulador de Vinos de La Palma. Se trata, de un 80% de uva negra, de las variedades negramoll, castellana y listán negro y un 20% de listán blanco; la próxima cosecha debería dar, además, al menos, un 10% de albillo, de unas cepas sembradas en febrero. De modo que, después de mezclar todos esos tipos de uva juntitos, ha salido un tinto con una pinta bastante aceptable, que estuvo reposando en el lagar durante tres días, mientras se le repisaba al menos una vez cada 24 horas, para remover el mosto que se iba quedando en el fondo. Pisar la uva es una experiencia muy curiosa. Aunque reconozco que hice un poquito de trampa: me puse botas especiales para el evento; la verdad es que eso de ir paseándome con las uvas escurriéndose entre mis dedos y con el riesgo de acabar bañada de arriba abajo de uvas espachurradas, después de caerme en el lagar, no me hacía mucha ilusión. Además, los pies de los mayores de mi familia tampoco es que me inspiraran mucha confianza que digamos...

Realmente, el hecho de que un vino sea tinto o blanco de lo que depende es de la piel de la uva; de este modo, hay uvas, como la castellana o la tintilla, que son muy pequeñitas pero cuya piel es de una alta concentración de taninos, con lo que origina un vino muy oscuro. Estos racimos son pequeñitos y sueltos, nada que ver con los de listán negro, que son grandes y muy apretados. Es curioso aprender a ir diferenciando por el tipo de racimo, la forma de la hoja, el color del tallo, la forma de crecer de la planta,... cuándo se trata de una variedad u otra.

Tras la primera pisada, pesaba 13º, que según dicen los que saben (mi padre y mi tío) es lo óptimo para un vino casero, ya que si pesa más, hay que añadirle agua para rebajarlo y si pesa menos, hay que añadirle azúcar para aumentarlo. La suerte de los principiantes, supongo.

A los tres días, se termina de aplastar con una plancha de 300 kilitos de nada y, después, de cabeza a la pipa de madera de roble de mi padre.

Es casi mágico, porque desde el principio, si escuchas bien, puedes oir como la uva respira y empieza a fermentar; parece que estuviera deseando dejar de estar al sol y poder pasar de sólido a líquido. El trabajo humano está hecho; ahora solo le resta terminar de hacer bien su labor a Tabercorade, el duende del vino en La Palma, para que, cuando se abran las pipas por San Martín, podamos degustar un caldo que, al menos, no nos haga arrepentirnos de todo el esfuerzo realizado.

16 comentarios:

violetazul dijo...

Que buenísimo reportaje..
Me han entrado unas ganas locas de salir corriendo a calzarme unas botas y empezar a vendimiar!
Ese vino va a estar de muerte, porque ese duende sabe donde tiene que ir, y donde tiene que dejar su magia!
Besos guapa!!

Luisilla dijo...

Me ha encantado, es la primera vez que "veo" una vendimia de principio a fin jejeje. Espero que la cosecha de buenos resultados, es decir, estupendos vinos para disfrutarlos.
Por cierto que aún no he elegido nada que hacerme de las revista de Nora Gaughan que compré... estoy desbordada, tengo que acabar un montón de cosas aún. Pero no desespero : )
Un abrazo.

Mamá Carmen dijo...

Pues sí que estás echa una experta guapa, no sabía como se hacía todo el proceso, gracias por las explicaciones. Lo que me ha resultado más curioso es lo de la piel de la uva, la que define si será blanco o tinto el vino, yo creía que era la "carne" de la uva la que daba el color. Todos los días se aprende algo nuevo.

Un beso.

Glora dijo...

mmmmmm qué bien pinta!

Pilar dijo...

Has hecho un gran trabajo traendonos este paso a paso vendimiador. Espero que Less no añore demasiado su fragmento digital :)

MOB dijo...

Me nacantan las imágenes.- que bonitas
besos

AnyGlo dijo...

Hay que ver cómo han crecido tus viñas!!!! Poco a poco se ha transformado el paisaje... Ahora quiero ir a pisar uvas!!! (Lo hice una vez y me encantó!!)

Espero que por San Martín nos cuentes qué tal sabe!!!

Un beso!!

Penélope de Eboli dijo...

¡Vaya fotogenia la de los racimos isleños! Y esa pipeta desbordada... ¡Qué rojo es el mosto! :)

Maie dijo...

Wao que interesante el proceso... me recordaste al film un paseo por las nubes, pero al contrario a mi me da mucha ilusion eso de terminar impregnado de uvas. Digo como todo, eso debe ser como la arena, los primeros granitos seimpre son molestos pero cuando uno esta lleno de pies cabeza de arena el mas llevadero... seguro es as[i con las uvas... mnnnque no daria por probar ese vinito casero... cuantros litros salen mas o menos?

liandolamadeja dijo...

Espero que Tabercorade haga bien su trabajo y el vino resultante sea "perfecto"... ¡salud!

besitos al tuno dijo...

Hola¡¡¡ Seguro que el vino sale con mucho cuerpo.Mi marido está encantado con la clase magistral que has dado de cepas, porque creo que lo comenté en otra ocasión, a él le encanta catar vinos y a veces hasta acertamos¡, aunque somos muy novatos. Felicidades por la vendimia, ahora sólo queda esperar un poco y a disfrutarla.

van dijo...

Seguro que Tabercorade se porta genial y ese esfuerzo realizado se convierte en un brindis por la próxima vendimia...

me entró un poquito de nostalgia... mis padres y mis abuelos también hacen vino... a mí, la verdad, no me gusta demasiado, pero el rito que conlleva y que, por desgracia y por la tecnología, se está perdiendo, me encanta...

un beso desde Madrid

Espita Gorgorita dijo...

vendimiar es durísimo, pero con tu explicacion hasta lo he echado de menos... ay

A qe no hay cosa mas preciosa que viñedos en otoño?

liandolamadeja dijo...

Saludos, aunque no deje comentario siguo tus avances vinícolas: te envidio, me gusta la "tierra" y me encanta el vino pero no tengo ni puñetera idea, ni tierra, ni posibilidad de conseguirla... así que me conformo con leerte. Besos

Maie dijo...

Mujer...que maravilla... te lanzaste un intnsivo de Un titulo para mi blog... tan linda me dejas un comentario en cada post! GRACIAS!!!!!
Pssss....a las 12 en punto sale uno nuevo...el de mis 35's

loly dijo...

Es muy profesional tu reportaje,muy instrutivo y las fotos magnificas.Gracias por relatarnos "la vendimia".
Saludos