viernes, 19 de septiembre de 2008

Tormenta

Me encanta la lluvia. Estos días de casi-otoño en los que el cielo se empieza a encapotar trayendo presagios de agua que limpia la tierra, son para mi los mejores del año. Me gusta tejer tras la ventana en los días grises y quedarme embobada viendo como corre el agua por la calle en cuesta que hay delante de la casa de mis padres.
De forma que si hubiera sido un año normal, el hecho de que esta mañana me dijeran que había aviso de tormenta sobre la isla, me habría llenado de alegría. Sin embargo, no fue así. Este año de nueva agricultora, esa noticia me ha hecho estar mirando todo el día al cielo. La razón: el próximo fin de semana es mi primera vendimia. Hoy no había nada preparado para el evento. Ni lagar disponible. Ni lugar donde dejar en espera la uva. De modo que hemos cruzado los dedos y hemos deseado que no lloviera. Mi padre dice que los de la tele saben mucho. Que por algo están ahí. Será verdad.
Él intenta disimular y quitarle hierro al asunto. Que si no pasa nada porque llueva. Que se espera unos días más para que se seque la uva y ya está. Que la vendimia hay que hacerla en familia y aún no estábamos todos. Yo sé que, en el fondo, se ha desilusionado un poco.
Desde la primavera va todos los días a la viña. Despunta las ramas. Las ata con fibra de platanera a los alambres de las espalderas para que vayan creciendo por donde deben. Quita las malas hierbas. Y charla con ellas -bromea con que les da recuerdos de mi parte para que no me olviden- porque yo siempre le digo que a las plantas hay que hablarles para que crezcan mejor.
Esta cosecha no quiere venderla. Hay una pipa preparada en la lonja de la casa desde hace semanas, para albergar nuestro propio vino.
Ayer mismo probamos la uva y parecía que ya había alcanzado el grado de azúcar adecuado. Hoy lo corroboramos. Ya está lista para coger. El domingo será el gran día y esta noche, por lo pronto, ya ha empezado a llover. Mañana, seguiremos mirando al cielo.

19 comentarios:

MOB dijo...

No se si estarás en La Palma, si habrá llovido ahí, .... espero al menos que no cayera la que cayó aquí, que fue brava y de las que asustan. Uyyy, Espero que el cielo hiciese un inciso, un kit-kat localizado, y que al menos respetase tus parras. Yo tb cruzo los dedos.

Pilar dijo...

Cruzo los dedos y espero que no te caiga la de aquí. Con aparato electrico y todo :)

Glora dijo...

Los de la tele normalmente se equivocan, pero los padres no. Si tu papá dice que no pasa nada porque llueva... es que no pasa nada... confía...
Qué rico (vino propio)
Un abrazo fuerte!

violetazul dijo...

Qué pinta tienen esas uvas!!!
Espero que tu padre tenga toda la razón, que sé que la tiene porque los papis nunca se equivocan, y la vendimia del domingo sea espectacular, ni qué decir tengo de que quiero ver fotos!!
Y ya de carota, me vas a guardar una botellita de ese super vino que te va a salir, no???
Besos

Satautey dijo...

Quiero fotos de la vendimia, ya verás que sale todo bien, por qué no va a salir así?
Este año no va a ser posible pero quizás el próximo acepte tu proposición palmera y te ayude a vendimiar. SAbes? yo he vendimiado muchas veces en lanzarote, incluso he pisado uva. Así que soy toda una experta jajajajajaja
Y otra carota más, una botellita no te pido pero por supuesto que quiero probarlo.
Besos guapetona

Laurita dijo...

Ojalá pudieras mandar de un soplido esos nubarrones para acá, porque no sabes la falta que hacen. En este pueblo vivimos de los olivares, y este año, en vez de aceitunas, tenemos "conguitos". Estamos deseando que llueva, pero que llueva de verdad, sin tonterías, al estilo Macondo... y pasar tardes enteras sumergidas en nuestros vicios: leer y tejer.

Bajo el diente de león dijo...

¡Feliz domingo de vendimia! :))

Pajara Pinta dijo...

Y vine a saludarte y agradecerte tu mensaje en el limonero... seas bienvenido tu, la lluvia y el otonio...

que verano!!!!

un helado de melon?

vuelo...

Carmen dijo...

¿que tal ha resultado la vendimia? Espero tu próxima crónica. Aqui por el norte todavía falta un poquito para comenzar, pero ya se ven las uvas preciosas...

Maie dijo...

Uy Dios...ya paso el domingo...cuentame? como les quedo el vino...espero que no haya llovido...

Ana dijo...

Y al final qué pasó? pudieron recoger la uva? llovió? no llovió? espero que todo saliera bien chiquilla, ya nos contarás.... ummmm yo también me apunto a tu proposición pero ya lo organizaremos, no te creas que no tengo ganas, que no he ido nunca... aysss

Un besote bien gordo

Ana

Luisilla dijo...

Buena suerte y buena cosecha!

Penélope de Eboli dijo...

¡Vivan los taninos! :)

AnyGlo dijo...

No te voy a pedir una botella de ese vino... Quiero un racimo de uvas!!!!

Un beso!!

besitos al tuno dijo...

Hola¡ Ya pasó y para el resto de la semana se espera solitoooo¡ La verdad es que cuando se tienen cultivos se pasa muy mal y es muy sacrificado por la incertidumbre. Pero bueno, ya verás como disfrutais de una buena vendimia con un buen vasito de vinito casero. Besos.

Lolita Blahnik dijo...

ayyyy!!! informanos, que ocurrio con la uva??? llovio mucho por alla? fue bien la vendimia?? espero que si y que te salga un vino buenisimo!!!!

Anónimo dijo...

Quién pillara una ramito de esos, que ya no se ven en ningún super.Ahora lo que venden es la uva ¿Argentina?gordufa y sosona que nada tiene que ver con las de la foto.Mi infancia campera,que rico era pasar el rato chupeteando los racimos que me daba mi tío en Agaete.Previo enjuage en la tronera,tras el empacho y con las manos echas un cristo,a limpiarte en los troncos el colorín de uva.(Pati)

Penélope de Eboli dijo...

:) (Creo que teneis quedada. Pasadlo pipa)

La Pinturitas dijo...

Seguro que ha sido una buena cosecha. En la Rioja Alavesa también estamos de vendimia. ¡Cómo me gustan estos días!
He leído lo de tu perrita. Verás como se acaba tu mala racha y todos mejorais.
Un saludo.