martes, 14 de julio de 2009

Sonidos

Se supone que cuando nazca mi pescadito, y escuche el tintineo del sonajero, eso le producirá sensación de bienestar y tranquilidad. Como cuando estaba en la pancita de mamá.
El truco está en llevarlo colgado a la altura de la barriguilla a partir de la semana 2o. Después de nacer, atado en la cuna o, al amamantarlo, en el cuello.
Hoy, su sonido nos acompaña a los dos. Como el del móvil que hay en la puerta de la cocina al mecerse con el viento de Agaete. Como el que producen mis agujas al chocar entre sí.
- "No sé si ya tienes uno. Pero me hacía mucha ilusión regalártelo..."
Gracias, Carmen.

19 comentarios:

fifilota dijo...

¡Que bonito el llamador de ángeles! ¡Seguro que cuando nazca se siente muy bien al escuchar el sonido!

Alex dijo...

Me encanta la foto! Yo también tengo uno. fue el regalito sorpresa de I al comienzo del embarazo. Pero él me lo compró con una cadena, larga, pero que me llega sólo al escote y como Hugo no agudice el oído... a ver si me hago con un cordón de seda largo.

Maie dijo...

que lindura... nunca vi esos sonajeros... que linda idea...

violetazul dijo...

Chacha!!!
Qué foto más linda!!!
Yo que fui asistente al momento de la entrega de ese maravilloso sonajero, no he podido evitar, que se me aguaran los ojos al leerlo!
Ese pesqui va a tener unas pocas madrinas que lo vamos a malcriar mucho!!!!
Besos guapa!

GIMENA dijo...

Qué lindo detalle!
A mi s niñas les cantaba una canción que realmente las tranquiliza cuando están angustiadas. Ojalá sirva con el pescadito.
Beso!!!!

niunpuntoatras dijo...

Es una foto tan bonita que llevo un día sin saber qué decir.
(.)<-- Lindopez: Saludos.

Glora dijo...

Adi... me he quedado despalabrada, con un nudo en la garganta... qué HERMOSURA de post... muchas gracias, de verdad, de corazón, por compartirlo. Un abrazo intenso!

loly dijo...

jajaja, cómo cambian los tiempos, yo me las ingeniaba para que mi panza cupiera entre los audifonos que venian especie diadema, y le ponía cintas de Vivaldi.No conocía esto de la campanilla que resulta mucho más fácil.
Preciosa esa panza!!
Saludos

Mlle Miracle dijo...

Es precioso, una maravilla. No sabía que existía algo así, gracias por compartirlo.
Puedo oír el sonido desde aquí, y el del móvil de la cocina. la magia ya opera...

Luisilla dijo...

De haberlo sabido antes... en fin, que siempre llego tarde a estas cositas tan monas. Qué tal van esas contracciones?lo acabo de leer y me he quedado pasmada, si es que llevo un estrés que no tengo tiempo casi ni de pasearme por la blogosfera. Cuídate mucho preciosa. Un besazo para ti y otro para el "pescadito"!

Keros dijo...

Pero qué barriga más preciosa!! Además, la idea del llamador de ángeles es genial!

Me alegro que estés bien y tan animada!

Un besito!

cristi dijo...

que cosa mas linda!!! ojala mi mamá hubiera hecho eso conmigo necesito algo que me traiga calma y bienestar de alma...quiero uno para mi sobrina...le contaré a mi hermana...

Patricia dijo...

Que lindo detalle ese cascabel :)

liandolamadeja dijo...

Estoy terminando los zapatitos para ese pez ¿como los hago llegar a su destino?

labosch dijo...

Qué foto más bonita,....igual que lo llevas en esa barriga,...además del sonido del sonajero,el tintineo de las agujas al tejer, el viento de Agaete, estará por encima de todo la voz de su madre.

Me alegro de que te haya gustado el regalito, seguro que al pescadito también.Me hizo mucha ilusión regalártelo.

Lolita Blahnik dijo...

Me encanta!!! Carmen es un puntazo!!!

Teresa dijo...

Qué pescadito tan afortunado!!! Cuidaos mucho los dos. Un beso.

Olivia_p dijo...

no conocía esa maravilla de truco, preciosa foto, preciosa barriguita! uy que grande ya

las sandalias de ana dijo...

qué tierna idea, qué hermosa foto!!! ;)