sábado, 28 de enero de 2017

Lisboa: Parte 2 (Retrosarias)

Después de haber estado en la tienda de Rosa Pomar... todas las retrosarias de Lisboa dejan de tener interés yarnístico para pasar a ser vistas como objetivos turísticos de la ciudad. En ninguna de ellas pude apreciar hilos interesantes. Mucho algodón, por supuesto, dado que hablamos de Portugal y lanas Katia por doquier. No es que me desagraden las lanas Katia, pero teniendo muy cerca de casa al distribuidor para las Islas Canarias... para qué??


Lisboa está muy bien dotada de retrosarias, esto es, mercerías de antaño mejor o peor conservadas, con miles de botones en sus estanterías, cintas, hilos, y todo lo imaginable que pudiera vender una mercería desde hace cincuenta años. De las más bonitas, por ese aire de anclaje en el siglo pasado, es la Retrosaria Bijou, en la Rua da Conceiçao 91, fundada en 1915. Es una delicia pasar el umbral e imaginarse allí a un incesante goteo de señoras de la mañana a la noche adquiriendo todo lo necesario para sus vestidos de fabricación casera.


Mantiene las estanterías y una caja registradora... que no me extrañaría nada que fuera puesta allí por su mismísimo fundador....




La calle tiene múltiples retrosarias, que, aunque no tengan la misma puerta de entrada, mantienen el mismo estilo en el interior. Esta caja registradora está a solo unos pasos de la anterior,


Me recordó muchísimo a las mercerías de mi pueblo, donde mi madre, que era costurera, me llevaba casi a rastras y me hacía esperar con ella las colas que se formaban mientras se elegían botones, hilos y cremalleras. De pequeña me parecía una tortura. De mayor siento una atracción irrefrenable hacia este tipo de establecimientos, planteándome incluso que si alguna vez se dan las circunstancias adecuadas, me encantaría tener una tienda de este tipo.


En otro orden de cosas, está CHIcoraçao. No venden hilos, sino productos elaborados con los mismos. Ubicada en Rua Augusto Rosa (à Sé), 24, la encontramos de casualidad una vez vista la Catedral de la Sé y subiendo hacia el Mirador de Santa Lucía. Me pareció una tienda muy interesante por la calidad de sus productos, así como por la distribución de colores, que le daban a la tienda un aspecto precioso. Daban ganas de sentarse en una silla y ponerse una mantita sobre las piernas...








Mi conclusión personal, es que si buscas algodones y acrílicos, Lisboa es el lugar adecuado, en forma de decenas de retrosarias que encontrarás sin dificultad. Ahora bien, como te decantes por hilos de mayor calidad, solo la Retrosaria de Rosa Pomar podrá satisfacer tus deseos...

No hay comentarios: