miércoles, 3 de septiembre de 2008

Trufas de chocolate

El fin de semana pasado me entró la vena culinaria. Tenía unas ganas de tremendas de preparar algo dulce. Y, como buena cocinera de libro que soy, me puse a buscar entre el millón y medio de recetas que tengo, para al final quedarme con una bastante simplona: trufas de chocolate.

Por supuesto, semejante esfuerzo de trabajo no podía emprenderlo yo sola. Así que convencí a Less para que me ayudara.

Él es un cocinero de los de espíritu. De esos a los que no les gusta guiarse por los libros, sino que dejan volar su creatividad. Hacemos un buen equipo. Cuando él cocina, yo hago de pinche: pelar, recoger, fregar lo que se va ensuciando,... Cuando cocino yo (para lo cual es indispensable tener todos los ingredientes que pone la receta, en las cantidades indicadas), además de hacer de ayudante, se dedica a intentar añadir o quitar cosas del caldero, lo que hace que me exaspere. Conclusión: normalmente cocina él.

"Partir los bizcochos y mezclarlos con el chocolate fundido, la leche condensada,..."

Algo fallaba en el infalible truco de magia de la receta. Una vez hecha toda la mezcla, miraba desolada cómo los trocitos de bizcochos permanecían impertérritos entre el denso fluido marrón en el que se bañaban.

- Creo que habría que dejarlos para que se amorosen.
- Amorosen?

Mientras me daba la explicación de lo que significaba la palabreja según había aprendido de su madre, lo cual quedaba corroborado por el diccionario de canarismos, ya mi imaginación había echado a volar y podía ver claramente una orgía entre todos los ingredientes del cuenco. Bizcochos dándose besos con exóticos cuadraditos de chocolate, todo embadurnado de una dulce leche condensada. Y los dejamos solos en la cocina. Por aquello de la intimidad, claro.


17 comentarios:

Bajo el diente de león dijo...

¡Me encantan las trufas de chocolate! Eso sí, de chocolate cuanto más negro mejor :)

Yo también estoy atravesando una fase culinaria; en este caso vegetariana, pues aunque no soy vegetariana 100%, siempre me ha gustado mucho esta comida. He encontrado un blog que es una maravilla en este sentido:

http://eldelantalverde.wordpress.com/

Hay cosas riquísimas de verdad, y ya he preparado algunas. Te lo recomiendo.

Bs.

Ana dijo...

jajajj ya me imagino el chocolate con el bizcocho .... bueno al final como quedaron esas trufas? si quedaron también como te quedan las tartas y las mermeladas me empiezo a relamer ya!!! ;)))
Un besote!!!

Ana

Satautey dijo...

Jejejeje,no conocias esa palabra? mi madre la utiliza mucho.
No sacaste fotos de las trufas pero sólo pensar en ellas babeo.....

violetazul dijo...

No conocías lo de amoroso?? amorosarse?? amorosen???
Me parece imposible hacer trufas de chocolate sin pensar en amorosarse un poco!!!
Me ha encantado este post.
Besos guapetona!!!

elazafatedeemma dijo...

Seguro que al final quedaron buenisimas, ya nos contaras, un besin, Nieves

Penélope dijo...

¡Dioses! Receta tórrida... y de chocolateeeee. Esto no se hace. Me voy a pillar... lo que encuentre!

Rosa Marrero dijo...

siempre me ha encantado el verbo amorosar. me recuerda a mi abuela.

agradecida por la dirección que da diente de león...

liandolamadeja dijo...

Seguro que os agradecen el "tacto" demostrado al dejarlos solos para que terminen de AMOROSARSE...

¡precioso verbo!

Mamá Carmen dijo...

¿y cómo quedaron pegaditos bizcochos y chocolate o no hubo "química"? Espero que les durara el amor, al menos hasta la digestión. Las trufas me gustan, aunque sólo me como dos porque me empalagan mucho, pero las bolitas de coco, esas que llevan galletas, leche condensada y coco rallado que también necesitan amorosarse y un pizco o "fisco" de frío; de esas no dejo ni las migas.

Suscribo lo del delantal verde, tiene recetas buenísimas.

Un beso.

Lolita Blahnik dijo...

Jo! ue rico!

MOB dijo...

Jajajjaja, que ricas esas trufas amorosadas. Bizcocho amorosado por el chocolate amorosado por el bizcocho. ¿no te sobraron?.jejeje
besazos

Mrs. Knook dijo...

Jajaja, trufas amorosada, seguro que estaban buenísimas!

las sandalias de ana dijo...

uy, uy... y después de amorosarse un poquito... seguro que estaban riquísimos, no? qué bonita historia! besos

loly dijo...

Como siempre tu genial creatividad de como comentar las cosas supera lo simplona de la receta.
Yo aún utilizo esa palabra , aunque ya hay pocos que me la entiendan.
Gracias por recordarme el día a día...

Penélope dijo...

...pero... ¿y la receta propiamente dicha? Y no me refiero a la amorosentez. Quiero datos en gramos. Hoy estoy pragmática y me apetece cocinar. (Quelevamosahacer)((Volveré)):)

van dijo...

trufas de chocolate... ahora mismo, creo que mataría por un par...


mmmm


pd. me ha encantado lo de amorosarse

Glora dijo...

Preciosísimo el post... supongo que el ingrediente "erotismo" en las trufas de chocolate es obligatorio... (por eso son tan buenas ¿no crees?)
Un beso.