domingo, 4 de julio de 2010

Sobre las madrinas (XIV)

Llegó a casa con una bolsita roja en la mano. "No te creas, no es un regalo mío! A ver si adivinas de quién es..."
Cuando abrí la bolsa no hubo duda. Dentro había una cestita envuelta en papel de celofán, decorada con lacitos azules y llena de... GALLETAS!!!!


Yo sabía que mi amiga B. había ido hacía poco a un curso para aprender a hacer galletas decoradas con la mismísima Bea, archiconocida por su blog El rincón de Bea, donde además de que a uno se le hace la boca agua con las fotos de la cosas que prepara, se pueden ver las recetas y especular con cómo quedarían esas maravillas si una las hiciera con sus manitas...



Según parece, una vez en el curso y entrando en confianza, mi amiga B. le comenta a Bea que llegó hasta su blog porque lo vio enlazado en el mío. Que éramos amigüitas. De ahí la conversación derivó en Jorge. En lo comestible que era mi niño. Y quedaron en que cuando viniera por esta isla la avisara, porque quería mandarme algo...
Mis ojos no daban crédito: GALLETAS DE BEA EN VIVO Y EN DIRECTO!!!!! Son... mmmmm!!!!! y tienen un olorcillo... La verdad, no me extraña que sea la reina de las galletas decoradas...
En la cestita venían bodies, biberones y cochecitos. Para que este manjar pudiera ser valorado por muchas bocas, dos de las galletas volaron a La Palma con mis padres, otras dos a la casa de Less, una fue hecha cachitos en su cumple, otra fue enviada a las chicas de LPK, otras dos nos las zampamos Less y yo, y... he de confesar que aún guardo una (no la probaré porque igual me pongo malita, pero de aspecto está perfecta!)






Fue una gratísima sorpresa, disfrutada por muchos (hasta por Jorge... aunque metida en la bolsita). Gracias Bea por este dulce e inesperado detalle. Y gracias también a B. por servir de transportista...

Nueve meses, una semana y cinco días.

9 comentarios:

Vane dijo...

Desde luego que es la reina de las galletas decoradas y de miles de platos más, dulces y salados ;-)
Yo creo que su secreto es la perseverancia, mejorar y mejorar hasta que le sale todo perfecto. Y luego tiene la recompensa de que cientos de personas nos derretimos cada vez que abrimos su blog, jejeje.

Qué bonito detalle el de tu amiga por acercarte el regalito y el de Bea por haberlas elaborado para Jorge. Son esas cosas que nunca se olvidan, eh?

Por cierto, a mí también me gusta guardar los detalles para el recuerdo incluso aunque sean comestibles, jaja. Es que a veces da pena comérselos ;-)

besitos!

Glora dijo...

Ños, Adi, qué bonitas y ¿encima están buenas?
Qué de regalitos tiene Jorge y quéee guapooo estáaaa!!
Un abrazo muy fuerte!

Bea dijo...

No sabes lo que me alegro que te gustaran!!!... te las hice con mucho cariño, de verdad... Seguí tu embarazo en "vivo y en directo"....te iba a mandar las galletas con Patri, pero al tener de vecina a B...no pude encontrar mejor mensajera!!

Un beso muy fuerte

Bea

Maie dijo...

que belleza de galletitas!

Luisilla dijo...

Mmmm... qué bonitas, casi dan pena comérselas,no?

Lolita Blahnik dijo...

Que buenisimas!!! no me habria dado nada de pena hincarle el diente a alguna de esas!

Beatriz dijo...

Debo añadir, como transportista, que fue muy duro resistirse, pero que no me comí ni una y que, además, conseguí alejar a "otros" golosos de ellas durante el reparto... Todo por Jorge (y su mami, claro) ;D

bailadora dijo...

Vaya con correos... por aquí parece que se retrasa, jejejeje

Qué pintaza!! mmmmm....

Pilar dijo...

Son preciosas!!! me encantaría aprender a hacerlas, pero no se yo si tenga pulso para tanto detalle:)