jueves, 1 de mayo de 2008

Mirella

A pesar de todo, en mi trabajo también hay buena gente. Es más, es probable que los malos sean menos, pero hacen más ruido.
La mamá de Mirella es de ese tipo. De los que van al trabajo... a trabajar. Por eso se merece todo mi respeto y por eso, desde que se quedó embarazada quería hacerle una cosita, que al final se materializó en este cuadro. Dice que le ha gustado. A su marido también. Es lo que importa.

10 comentarios:

Pilar dijo...

Precioso :)
Me encantó verte en la quedada, y conocer a tu mama. Que tal Pedro?

AnyGlo dijo...

Qué lindo te quedó!!!!!!!

Anapatch dijo...

En vivo es una divinidad, pero la verdad es que la foto le hace justicia. Vaya foto mas guapa!

Satautey dijo...

Muy muy bonito. Que tal ese concierto me muero por saber cómo fue.
Besitos

violetazul dijo...

Que bonito!!
si es que eres una artista!
y de pedro qué?? no nos vas a contar nada??
Espero que tu calcetín vaya llegando a la punta ya!
besos

Laurita dijo...

Es muy tierno, una verdadera preciosidad

Luisilla dijo...

La verdad es que es precioso y hace mucha ilusión que te regalen cosas así de bonitas, verdad? Bueno, pues gracias por tu comentario sobre el fbs, mo se merecen, y si te animas, dímelo que te envío el patrón, vale? Un beso desde Toulouse (estoy de puente!) Muac!

Ana dijo...

Anda que bonito el cuadro! normal que les gustara ;)) Y todito en rosa ;))
Un beso guapa

Ana

van dijo...

ohhhhhhhhhhhhh, que bonitoooo!!! me encantan los regalos hechos a mano... no hay dos iguales... en enero, mi sobrinilla cumplió un añito y yo, le escribí y dibujé un cuento... no sé si algún día le gustará o si hubiese preferido un reproductor de dvd (visto como avanzan los niños hoy en día) o la psp...

mil besos

Maie dijo...

Hoooola...como vas... te deje un premiesito en mi blog...saludps