miércoles, 20 de agosto de 2008

Caos calmo

Hace un par de meses fuimos al cine a ver una peli. Siempre vamos al mismo sitio, a los Multicines Monopol, el único que sigue manteniendo una línea de programación "inteligente", aunque poco comercial. Dicen que van a tener que cerrar. No me extraña. La gente no está por la labor de ver cosas que les pongan en funcionamiento las neuronas.

Nos inclinamos por ver una italiana, de Nanni Moretti: Caos calmo. Es una peli muy curiosa, sobre las particulares formas de afrontar el proceso de duelo que tenemos las personas. Caer y volver a levantarnos. En eso consiste la vida. En su caso, el prota se dedicó a acompañar todos los días al colegio a su hija y a esperarla sentado en su coche. Desde allí resolvía los problemas laborales y sobre todo se iba apaciguando su sentimiento de culpabilidad y pérdida, al tiempo que ponía sus ideas en orden. Era curioso ver como iban sus amigos y colegas del trabajo a verlo, y sobre todo, a contarle sus problemas, a pesar de que a él no le interesaran lo más mínimo.

Este último mes me he acordado mucho de esa peli. En mi caso me he dejado ir días enteros entre lanas y puntadas en el sofá, hasta que, desde dentro, he tenido ganas de relacionarme con el mundo exterior a mi casa y he salido de la osera. En medio, primero las llamadas de los que intentan "quedar bien", y ya, después, los que siguen apoyando, a los que realmente les importas. No sé muy bien cuál es la causa, quizás, simplemente, el "estar fuera", pero todos al final, acaban contando sus problemas laborales, o el último suceso que ha ocurrido en la oficina.

El simil radica en que todos pasamos por las mismas etapas, aunque cada uno las adapte. Es como los bebés, cuando se intenta hacer entender a una mamá que el comportamiento de su hijo no es tan diferente como ella piensa, que existen patrones que se repiten, aunque cada uno tenga personalidad propia.

También ha habido muchos emails de la blogosfera, que he agradecido profundamente. Personas con un sexto sentido, a las que prácticamente no hace falta decir nada para saber que algo va mal y que saben poner el acento en las palabras adecuadas. No creo que sea un mundo paralelo. Ya es parte de mi mundo.

Un mes acompañada a tiempo completo: una semana con Less, dos con mi mamá de ocupa en el cuarto de invitados, una con el resto de la familia en La Palma. Ahora, estos días, en los que Less trabaja y no tengo ocupas, los paso con Calima. De dentro hacia afuera. Las ideas en orden. Ahora ya puedo estar conmigo... para poder estar con los otros.


19 comentarios:

Penélope playera dijo...

Primer capítulo:
Me imagino que lo oirás mucho pero... no me puedo resistir. Ya sabes que hay veces que Less is more. (Pfffff)
...Y si además miras en la wiki...
http://en.wikipedia.org/wiki/Less_is_more

Satautey dijo...

Besos guapa, me alegra saber de ti.
Espero verte pronto.
Un abrazo enorme

violetazul dijo...

Me alegra leerte.. ya te lo dije???
Y me gusta que te hayas tomado tu tiempo, y te hayas vivido por dentro, hasta que has tenido ganas de volver afuera..
Por aquí sigo, en un mundo paralelo, telepático, sonoro.. y con mucha lana!!! Qué terapia esta nuestra, verdad??
Besos guapa!!

Rita dijo...

Alegría de leerte :)
Arriba arriba... aaaaaaaaaaaarriba!
Un beso

Pilar dijo...

Bienvenida de nuevo :)

Carmela dijo...

¡Qué agradables sorpresas nos regala de vez en cuando "el Interné" este!
Una perfecta desconocida de nombre casi impronunciable para mí aparece por mi salita de costura y deja un comentario (gracias por él niña, por supuesto que tienes las puertas abiertas) Cuando vengo a su casa-blog me topo con textos impecablemente escritos en un más que correcto español y con el alma en las yemas de los dedos que pulsan las teclas de esta bendita máquina.
¡Y el blog compartido de punto es maravilloso! Si me permites lo visitaré despacio, mirando en cada rincón, porque por aquí no tengo con quien compartir mi afición por el punto,
Un beso desde Málaga.
Carmela

van dijo...

decir que me alegra leerte de nuevo suena, después de tanto comentario que me precede, un poco vacío... a veces, las palabras son así, pierden el sentido de lo que de verdad sentimos...

eso, que me alegro de tus ganas de salir de la osera... a veces, está bien parar y desconectar del mundo para volver a él

mil besos desde madrid

Glora dijo...

(Me he quedado sin saber qué decir... pero no quiero irme sin más, como si no hubiera estado...)
Te dejo un sincero abrazo...

Rosa Marrero dijo...

sea cual sea tu pérdida sólo necesita tiempo y muco cariñito. sobre todo tuyos. un besote

Motz dijo...

me alegro de que empieces a salir de tu estado de apatía con el mundo.
de verdad la lana cura? porque entonces necesito 1.000 ovejas

Laurita dijo...

Me alegro muchísimo de encontrarte por aquí de nuevo (te he echado de menos, ¿eh?)

Creo que tienes muchísima razón en tu reflexión sobre las etapas. Los seres humanos, aunque creamos movernos por la razón, la mayoría de las veces acabamos actuando por instinto, y aquí es donde sale nuestro "yo" más atávico y desconocido, esa pieza que todos traemos de serie y que nos hace iguales, a pesar de nuestras pequeñas diferencias.

Esto solo ha sido una pequeña bajada, cielo, pero coge impulso, que te espera una subida aún más alta, y un maravilloso descanso, contemplando el paisaje, cuando llegues a la cima.

Besos Adi

Lolita Blahnik dijo...

Me alegra que ya puedas mostrarte al mundo, aunque solo sea un filito.

elazafatedeemma dijo...

Hola guapa gracias por tu visita, la verdad si que quedamos un poco lejos pero gracias al blog tambien tan cerca, nos estaremos viendo, hasta pronto, Nieves

elazafatedeemma dijo...

Hola guapa solo habia visto uno de los comentarios, ahora he visto el resto, muchas gracias es muy gratificante cuando haces una labor y gusta, un besin, Nieves

Luisilla dijo...

Hola wapísima, cuánto me alegro de que estés de vuelta, así, como reposada. El tiempo, esa cosa tan relativa, lo cura casi todo, creéme. Hay veces que hay que estar "hacia adentro", para luego poder salir afuera con más fuerza, verdad?
Gracias por tus comentarios, ya iré enseñando lo poquito que he hecho.
Un besazo muy fuerte.

MOB dijo...

Felicidades por las ganas de volver, de escribir, de contar, de leer y de estar... Felicidades al resto porque te podemos leer.
Y gracias por los comentarios que nos dejas. La primera vez que te leí se me vino a la cabeza esto, por tu forma de escribir y de contar:
Yo me duermo a la orilla de una mujer: yo me duermo a la orilla de un abismo....

Keros dijo...

Que bien saber de ti, preciosa!

Un besito!

Bajo el diente de león dijo...

¡Hola, Adijirja!

Muchas gracias por tu visita y por tus muuuuchoooosss comentarios :)
Muchas gracias por tus palabras y por tus piropos. Gracias por enlazarnos y por considerar que se nos puede leer y "ver" mientras se toma un té con galletas (¿es eso, no?):¡qué momento tan íntimo!

A ver si saco tiempo de debajo de las piedras y echo un vistazo a tu blog ;)

Sigo/seguimos por ahí, bajo un diente de león, es decir, en un microcosmos ;)

Un beso,
Pilar

Penélope dijo...

Me gusta mucho esta foto. Parece que te trae una cigüeña despistada. :)