sábado, 11 de abril de 2009

El regreso

La pasada semana he comenzado a trabajar. A pesar de las opiniones en contra de mis compañeros, que sugerían una baja durante todo el embarazo... Sin embargo, médicamente, ya estoy mejor y según mi ginecóloga puedo hacer "vida normal", sin grandes excesos, claro.
La verdad es que la incorporación ha sido muy suave y partiendo de que todos son conscientes de que mi rendimiento no va a estar al 100%, no ha habido problemas. Tengo que aprender a controlar mis niveles de "estress" y a ser razonable con lo que puedo abarcar, lo cual, en mi trabajo, no es tarea fácil.
Inevitablemente estoy más cansada. Sobre todo porque, al contrario de lo que sucede en la mayoría de los casos, me cuesta mucho quedarme dormida (ni siquiera siestas!!) y me despierto tropecientas veces. Por otro lado, los atascos de las mañanas no han disminuido en mi ausencia, con lo que tengo que levantarme muy temprano. Pero hay que reconocer que la "dirección asistida" es un gran invento y además me he comprado un cinturón de seguridad para embarazadas que hace los trayectos psicológicamente más confortables.
El día de mi llegada, entre los besos, felicitaciones y abrazos de rigor, me dieron una grata y "dulce" sorpresa... con pescadito incluido!!


Lástima que desde que comenzó el embarazo le he cogido cierta aversión al chocolate (bueno, al chocolate y a todo tipo de dulces... quién me lo iba a decir a mi que soy la comedora oficial de postres de la familia!!!) lo que sin duda animó al futuro papá a zamparse él solito a mamá gallina con sus pobres polluelos. Supongo que estaría muy rico, porque no le duró un asalto!!



Ha sido todo un detallazo!!! Gracias mil a Patri, "la promotora" de todo este tinglado...


15 comentarios:

AnyGlo dijo...

Me alegra tu regreso a la "normalidad" y espero que como dices te tomes las cosas con mucha tranquilidad. Llevo unos días acordánome de tí porque no he parado de comer chocolate.Un abrazo!!

Alex dijo...

Tú haz caso a lo que te diga tu gine... y eso, tómate todo con calma.
Afortunádamente yo no he faltado ningún día a trabajar, pero lo del sueño... estos días que estoy en casa, me duermo a todas horas, así como voy a tejer! es que parece que me drogan..., como dice I, no duermo... caigo inconsciente (claro que ya lo decía antes del embarazo...)

Glora dijo...

Seguro que todo te va a ir bien. Al estar embarazada se tiene otro chip e, inconscientemente se prioriza en el bienestar del pescadito, supongo que por eso ni siquiera tienes ganas de comer chocolates, jajaja, mejor comer frutitas y vegetales...

Muchos besitos!

fifilota dijo...

Pues eso... ¡con calma! ¡¡¡¡qué buenísima pinta tiene el chocolate!!!

Rita dijo...

Que bueno el detalle, no?
Mmmm... aversión al chocolate??? Si me aseguraran que me desengancharía con un embarazo... jejeje... es coña, pero no sé porque siemprehe pensado que llegado el día seguro que soy de las que no le haga ascos a nada... con sus consecuencias en kilos, claro! ^_^
Disfruta de esa tripita con calma!

Un beso

ana-ane dijo...

Guarda ese chocolate bonita que una embarazada lo que hoy no quiere mañana lo desea jejeje ya tendrás tiempo para que se lo como el papá del niño.
Cuidate,hay veces que no merece la pena estar al pie del cañón siempre.
Mi hija Mirari tiene 22 años pero por puro estres nació a los 6 1/2 meses y la empresa me lo agradeció con un ramo de flores.......
Besos

Pilar dijo...

Huyyy,con que gusto te habría ayudado a comer chocolate. Me alegra que tu retorno al tajo haya sido tan agradable :)

beemade dijo...

Qué bueno cuando el entorno reconoce y apoya..disfruta del nuevo "estado"!
Abrazos!

Olivia_p dijo...

bueno que gente tan maja, a lo dulce? jeje, a mi nunca me gustó pero yo le cogí manía a las cosas saladas, percibía cualquier atisbo de sal en la comida, hipersensibilidad salina, que raro, un beso cariñ-oso, entre lo más tierno y lo más valioso: una mujer embarazada

Os Tartarouchos dijo...

Qué suerte, chica! Mi gusto por el chocolate en los embarazos se convierte en verdadera "devoración", :D
Tú cuida de los dos como sepas y como quieras y estaréis bien cuidados seguro, por las mejores manos :)

Lo del sueño es tan normal por menos como por más... ya irás viendo, ya.

Un bico

las sandalias de ana dijo...

ando de sorteo, por si te interesa!! besos ;)

Rosa Marrero dijo...

un soso saludo (nada de dulces!)

Toñi P. dijo...

Parece que alguno se puso las botas. Muchos besos.

Maie dijo...

Que rico...a mi me pasó igual, yo la chocolatera número 1 que no puede pasar un día sin chocolate...les agarre fobia durante el embarazo... me provocaba eran sopas de omate y queso feta jajaja pero nada dulce

Carmen dijo...

Seguro que cuando nazca pescadito, volveras a ser tan golosa como antes... ahora ya hay quien se beneficia de la situación.
¡Que bonito detalle de tus compis!
Besos