miércoles, 16 de septiembre de 2009

Cambio de hábitos en el embarazo

- Tomar un litro de leche o derivados lácteos al día (complicado para alguien que carece de hábito de desayuno. De modo que he pasado de tomar un café con leche a media mañana a tomar dos yogures en el desayuno, natillas y queso fresco en el almuerzo y leche en la cena).


- Evitar el estreñimiento (semillas de lino con los yogures, salvado de trigo en la leche de la cena,...)
- Consumir tres o más piezas de fruta al día (normalmente la fruta se me pone mala porque me olvido de que está en la nevera) entre ellas un plátano y una naranja (por aquello del potasio y la vitamina C)
- Suprimir los estimulantes (el café con leche de mediamañana, el cortadito de la sobremesa, el té de la tarde,... lo peor, sin lugar a dudas, el té)
- No consumir alcohol (dejar la copa de vino de los fines de semana para una viticultora en potencia es muy duro)
- Comer pescado azul dos o tres veces por semana (sardinas, chicharros, boquerones, salmón,... Less en varias ocasiones me ha dicho que me iban a salir escamas...)
- Reducir el consumo de dulces (esto pensaba que me iba a resultar más complicado porque era la base de mi alimentación, pero misteriosamente desde que me quedé embarazada, mi cuerpo dejó de pedirme chocolate, dulces, galletas,... qué sabia es la naturaleza!)
- Ir a la piscina (me da muchísima pereza, pero reconozco que es una gozada, sobre todo al final del embarazo)
- Hidratar para evitar las estrías (beber mucha agua y ponerme aceite de almendras después de la ducha, nada de productos específicos carísimos que hacen pensar a las embarazadas que van a estar fatal si no los usan)
- Caminar al menos 45 minutos diarios (soy demasiado vaga. Lo reconozco. En los períodos en los que me han permitido moverme me ha costado encontrar el momento a lo largo del día. Así que me obligo a salir y me llevo a Calima para que me haga compañía...)


- Dormir a todas horas (este aspecto es curioso, porque en mi caso ha sido todo lo contrario: yo, que era de las que "se duermen en la hoja de un berro", me he visto despertándome desde las cinco de la mañana, sin siesta y dando vueltas en la cama un par de horas antes de quedarme dormida; aunque todo tiene sus ventajas, como poder salir, Calima y yo, a despedir a Less a la puerta cuando se va al trabajo por las mañanas...)

10 comentarios:

Maie dijo...

pero todo vuelve después a su lugar jajaja...incluyendo los malos habitos jajaja

Motz dijo...

Nena me alegro de que pececito esté cada vez más cerca.
ya nos enteraremos de la buena nueva.
:) Besitos ya verás que todo irá genial, además ahora empiezan las noches sin dormir je je je

violetazul dijo...

Pese a tanto cambio, se te lee taaaaaaaaaan zen, que creo que el esfuerzo ha sido mínimo.
Besos guapa!!

loly dijo...

Pero que bien te cuidas, eso es genial, y ya verás que con tan buenos hábitos la recuperación será rapidisima.

Que bella foto, me encanta.
¿Será la primera foto del bebé con Calima?

mis mejores deseos para cuando salga el pescadito!!

Glora dijo...

Tú lo has dicho, la naturaleza es sabia... estoy convencida de que aunque no te hubieras propuesto nada, lo hubieras hecho todo... bueno, pasar del té, a lo mejor no.

Qué guapas las siluetas!

Un abrazo (ufff, con esfuerzo, porque con tu barriguita...jajaja...)

Ana dijo...

Ya veo que te queda poquito... como se suele decir espero que tengas una horita corta y espero que veamos la carita de tu pequeño en breve...
Me pasa como a ti de todas las recomendaciones que te hacen durante el embarazo me era imposible seguirlas todas, pero los enanos están genial!!!

Besos...

niunpuntoatras dijo...

(Pedazo amatxo estás tu ya hecha...)
Besitos, que me acuerdo a todas horas de vosotros.

Mlle Miracle dijo...

Gracias por la lista, lo digo por si algún día me toca... Tú dirás lo que quieras, pero te has cuidado mucho, sí señor!
¡O sea que tu panza ya no te deja dormir! Este pescaditoooo, mira que haberse apuntado a última hora a curso de natación sincronizada...

Marisa dijo...

Es una foto taaan artística.Ahora llega el tiempo que parece que se hace largo hasta el parto.Y después del parto,parece que fue un suspiro.Esta bueno que estes en estado zen, para disfrutar de todo.Te visito seguido que quiero saber las noticias fresquitas.Un abrazo enorme desde Buenos Aires.Y que todo siga muy bien.Cariños

Danae dijo...

Oie, si, que tremendo eso, los cambios han sido los mismos: yo tomaba poca leche, extraño el te y los chocolates ya no son deseados por mi organismo. tu ya estas listas. suerte¡