lunes, 29 de octubre de 2007

Duendes

Me gustan los duendes. En mi casa viven multitud de ellos y estoy segura de que, cuando no los miro, hacen travesuras, como esconderme las cosas que busco o cambiarlas de lugar. Calima es una de las pocas que los ve a diario y estoy convencida de que por eso, a veces, se pone a ladrar a medianoche; pobrecita, seguro que les está diciendo que devuelvan las llaves de mi coche a su sitio, porque si no, al día siguiente, me volveré loca buscándolas antes de salir de casa o que no me descarguen el móvil. También tengo la teoría -aunque aún no he podido demostrarlo- de que se comen el chocolate de la despensa (el que a mi me gusta, el de pasas con almendras), porque es imposible que se acabe tan pronto.

Los duendes, como todo el mundo sabe, tienen una forma muy peculiar de vestirse (zapatos y gorros que acaban en punta) aunque algo que no es tan conocido es la costumbre que tienen de llevar bolso... ¿dónde si no meterían las nueces, almendras y castañas que recogen por el bosque y las cocinas?

Pues bien, en una revista de lanas Katia de complementos del año pasado encontré lo que creo que a todas luces en un bolso de duende tamaño humano. Tiene pétalos como una flor y está hecho en calidad Nepal. Es muy original y gracioso, aunque como crítica a la revista he de decir que las explicaciones son algo confusas y que la forma de cierre que han previsto no me convence demasiado. Si algun@ de ustedes ve a un duende en estos días, podría hacerme el favor de fijarse en cómo son sus bolsos de viaje y después contarme?

8 comentarios:

dacilay dijo...

yo tengo que decirte que tengo esa revista, y ese bolso me encantó desde que lo ví, pero ni de lejos entendí bien las explicaciones... nunca lo intenté y al final la lana tuvo otro destino... quizás algún día... te quedó genial

Satautey dijo...

Ais, que bonito. Qué envidia, y yo sin saber hacer esas cosas tan bonitas. Voy a tener que acechar a esos duendes por la noche a ver si me enseñan a hacerlo

ana dijo...

Oh, tus post son tán poéticos!!! Gracias por tus visitas y tu link, te debo uno!!! Besos

violetazul dijo...

También yo tengo la revista, y tampoco entendí las instrucciones...
Yo también tengo duendes, y me he fijado en sus bolsos, pero estos llevan una especie de mochilas, más que bolsitos.. no te apures que la próxima vez les pregunto.. Eso si los pillo antes de que se coman mi chocolate. Puedes estar tranquila, son ellos quienes se lo comen!
Besos

Ana dijo...

Sí yo también tengo duendes pero a los míos les encantan el chocolate con caramelo ;))) y robarme las agujas para que me vuelva loca buscándolas.
No se a mí el bolso me gusta, ya nos lo enseñaras en la próxima si??
Besitos
Ana

Anyglo dijo...

Jajajaja!!!! Yo también tengo!!! La mayoría se esconden en las macetas y hay dos que merodean mis libros. La última vez que los ví estaban jugando al escondite detrás de la tele...
Besos

Avene dijo...

Pues deben ser adictos al chocolate los muy pillinos, porque es lo primero que desaparece en todas las despensas del mundo.
Me he reído mucho con tu imaginación para los posts y me han dejado pensando que igual no soy tan despistada como creía, igual en casa también hay duendes (pero aquí de tamaño descomunal)

Luisilla dijo...

Muchas gracias wapa, lo necesito de verdad. Y como estoy tan así, me quedo con las dos propuestas, el vudú y los abrazos. Muuuuuuuchas gracias, wapísima. Un beso.