lunes, 13 de agosto de 2007

Taller mecánico

Mi último incidente con el coche (ya relatado en "El latigazo" http://adijirja.blogspot.com/2007/07/el-latigazo.html) conllevaba, cómo no, el arreglo del parachoques del mismo. Con lo cual, la semana pasada me aventuré a averiguar la razón por la cual aún no me habían avisado desde la aseguradora. Me comentaron que no había ningún problema, salvo el despiste de ser agosto, y raudos y veloces se apresuraron a darme un ristrajo de talleres mecánicos "asociados". Supongo que será casualidad, pero en la mayoría estaban de vacaciones. Sólo uno parece que guardaba los días de asueto para cuando hiciera un poquito más de frío y claro, ese fue el que me cogió el teléfono. Cuando me dijeron la dirección, toda chula yo, les dije que claro que sabía dónde era y quedé con el señor mecánico a las ocho de la mañana del día de hoy. Avisé a la aseguradora para que a su vez diera parte al perito y... pensaba que mi labor terminaba ahí. Gran error.
Esta mañana hice mis cálculos para estar a la hora indicada en el sitio en cuestión y así llegar sólo con diez minutos de retraso al trabajo. Llego, busco el número de la calle y... Una peluquería?? Llamada de teléfono.
- Vamos a ver... Los Giles no está por encima de La Paterna en una recta con talleres y cosas de esas??
- Va a ser que no. Eso es la recta de Los Tarajales. Para ir a Los Giles tienes que volver a la autopista del norte (por dónde había pasado hacía quince minutos) coger un desvío y subir.
- $%·&/"·$%!!! vale, vale...
Diez minutos después ya estaba en el desvío y venga a subir, subir, subir,... (después descubrí que de arriba hacia abajo el trayecto se hacía en un santiamén). Por fin llegué al taller y un señor muy amable me dice que tenía que esperar un momento hasta que volvieran "los chicos". Y yo, ya mordiéndome las uñas de los pies. Cinco minutos. Diez minutos.
- Mire, perdone pero es que tengo un poco de prisa. Ya he hablado por teléfono con el señor mecánico y había quedado hoy a esta hora. Yo le dejo las llaves y ya después llamaré de nuevo.
- No si él está aquí en la puerta del garaje...
"·"$$%$&%"·$·"$%!!!
- Buenas, yo quería dejarle el coche y necesitaría saber dónde hay una parada de taxis por aquí.
- No, por aquí no hay paradas.
- (... arqueamiento de mi ceja izquierda) Y me podría llamar uno si es usted tan amable?
- Lo siento, pero no tengo ningún teléfono de radio-taxis.
- Vaya por Dios.
- A dónde tiene que ir usted?
- Pues hasta Las Palmas, empezaba a trabajar a las ocho (con cara de pena lastimera)
- Tranquila, no se preocupe, que yo la llevo.
Y ahí estaba yo, yendo a trabajar en el coche del señor mecánicotaxista, el cual, muy amablemente me dijo que aquéllo era una especie de "servicio al cliente" y me dejó en la puerta de mi trabajo.
Por la tarde me llamaron para decirme que ya el coche estaba arreglado y que necesitaban una copia de mi DNI para la aseguradora. Una vez en el taller, les comento que el tomador del seguro es mi padre y yo la conductora habitual, con lo que en ese momento no tenía la copia del DNI, pero que si valía un fax, se la podía llevar mañana. Ningún problema. Ni DNI, ni una firma, ni ná de ná. Tranquila. Cuando usted pueda lo trae por aquí.
Alucino en colorines. Reconozco que debo ser mala malosa, porque me he aprovechado de la situación, pero ello no quita para que me pregunte qué influye en este tipo de actuaciones de "proteccionismo": El ser mujer? (si yo hubiera sido un hombre... la respuesta habría sido la misma??) El ser amable y educada? (lo cual despista mucho, porque la gente no está acostumbrada) El ser sociable y tener don de gentes? ...?

5 comentarios:

dacilay dijo...

Seguro que influye un poco de todo, al menos yo creo que utilizar el hecho de ser mujer en estos casos, no es nada malo, muy al contrario, al fin y al cabo, si funciona será porque el hombre en cuestión está a otro nivel...no somos malas, son tontos ellos que se dejan :)

violetazul dijo...

Estamos tan acostumbradas a que nos traten al trancazo, que cuando ves algo de confianza, buen trato y amabilidad nos desconcierta.
Yo, inocente aún, confío en que exista gente amable como tu, y buena gente como el mecánico!
Besos

Anyglo dijo...

Jajajajaja!!!!!!

Y es que lo que te pasa a tí, no le pasa a nadie!!!!!!

Esta historia sería un buen monólogo. Te imagino contándola sobre un escenario con toda tu espontaneidad.

Un abrazo linda!!!!

Lolita Blahnik dijo...

El ser mujer no creo que haya influido mucho, yo he tenido multiples problemas con mi aseguradora y mi taller habitual y lo de ser una mujer jovencita no me ha ayudado nada de nada, ni proteccionismo ni na'... quizas deberia de haber sido mas amable y educada...

Pilar dijo...

Eso es encanto puro y duro. Da bastante igual que seas hombre, mujer, o piedra pomez. Les tratas con respeto, educacion y simpatia y matan por ti.