domingo, 26 de agosto de 2007

Médicos (3ª parte)

Juro que me tienen aburrida. Lo último de esta semana ha sido que me han pasado a manos de una fisioterapeuta, bueno, más bien de dos (parecía que iban a tocar una pieza a cuatro manos)

- Es que... ves? Da saltitos... No es normal, porque es como si estuviera agarrada a la escápula. Tienes una contractura rara.
- Mmmmm... define rara...
- Es una contractura "a rayas".
- Y no puede ser a lunares? Es que las rayas me marean...
- Coges pesos normalmente?
- No.
- Te pones en el ordenador de lado?
- No.
(Después de varios "no" seguidos...)
- Pues eres un expediente X. Aquí poco más se puede hacer. Tienes que intentar hacer deporte. Nadar te vendrá muy bien.
- Pero el médico me ha dicho que no se me ocurra hacer deporte y mucho menos nadar hasta que no ceda la contractura.
- Sí, bueno, claro,...

En fin, lo dicho, que me tienen aburrida. No, si yo ya sabía que era rara; pero es que lo de la "contractura a rayas" es la repanocha. Encima, para colmo de males, ayer me levanté con el cuello agarrotado, como si en sueños el mismísimo Schwarzenegger me hubiera hecho un gancho con el brazo; fue un día de relajantes musculares (que odio tomar), estiramientos y mantita de calor. Parece que hoy va mejor, al menos no parezco un robot.

El parte médico sobre Calima tampoco es muy alentador. La volví a llevar al veterinario el jueves y le ha puesto un tratamiento de una semana con antibióticos y antihistamínicos. Pobrecita está harta de llevar el embudo ese en el cuello y chocarse por todos lados. A ver si al final va a acabar ella también con contractura cervical...!!!

Con este panorama y para animarme un poco, me he autoregalado un cuento que había visto y que me había llamado mucho la atención. El título es "Este libro huele a fresa" (tiene un aroma muy rico!!), la autora Alice Viera y la ilustradora Carla Nazareth. Mi enganche con los libros de cuentos infantiles se inició con "Princesas olvidadas o desconocidas", una verdadera obra de arte que recomiendo arduamente a todo el mundo. Cuando compro un libro de este tipo, me fijo más en las ilustraciones que en los textos en sí, porque me he dado cuenta de que hay maravillas escondidas entre textos poco atrayentes. Este libro se compone de varios cuentos pequeñitos que... bueno, no están mal; algunos tienen un puntito simpático que les pone un acento muy divertido. No pone rango de edades indicado, pero yo diría que para niños de siete a nueve años iría bien. Procuro racionarme a no más de un libro de cuentos al mes, porque después siempre están los de lectura, de trabajo, las revistas, la prensa,... Y, bueno, no se puede tener al mismo tiempo todo lo que a uno le gustaría, no?

7 comentarios:

annya dijo...

Menudo Panorama!!!!! Tienes que armarte de paciencia.
Rara, lo que se dice rara, no eres. Yo prefiero utilizar el término "especial" Jajajajaja!!!
Un saludito y se cuidan las dos.

violetazul dijo...

Está bien, eso de que ni siquiera un médico pueda definirnos.. contractura a rayas.. me parece lo más curioso del mundo.. Has pensado en la acupuntura como remedio alternativo..por aquí la tienen como milagrosa!
Estoy enganchada a Universo Abierto y a Totem.. y tienes toda la razón, la canción "semilla en la tierra" en el primero es de lo mejor que tiene el disco.
Me parece que tenemos mucha música en común!
Besos y que te mejores, tu y Calima!

Pilar dijo...

Contracturas a rayas? Estan un pelin rayados esos fisioterapeutas (Siento el chiste facil)
Has visto el libro de HC Andersen que sacó Galaxia Gutemberg hace dos años, con motivo del 200 aniversario de su nacimiento? Es simplemente precioso!!!

Elise dijo...

Hola!! Siento mucho lo de tu contractura, espero que mejoré pronto, algo raro me pasó este fin de semana, al siguiente día de subir mi historia al blog, me que me la mano, que suerte la mía jajaj, y ahora tampoco puedo tejer, ni escribir, ni hacer nada, pero bueno, las ampollas no pueden durar toda la vida o al menos eso espero.
A mi también me gustan los libros infantiles, por influencia de mi hermana, ella es terapeuta para niños con problemas de lenguaje y utiliza muchos libros infantiles, de vez en cuando me pide que lea uno y me han parecido muy buenos y siempre aportan algo a mi vida cotidiana, voy a buscar "Este libro huela fresa", parece muy agradable.
Saludos!! Y pronta recuperación para las dos.

dacilay dijo...

Lo de la contractura a rayas ni lo comento porque me he quedado... pues eso, a rayas... pero con lo de los libros infantiles he flipado. Te juro que durante años he estado tentada de comprar muchos porque las ilustraciones me parecian bellísimas, pero me daba palo, y cuando lo comentaba con alguien siempre me hacían alguna burla. De pequeña me encantaba María Pascual. Ahora que tengo a mis peques no me privo, y eso que todavía no leen.

Avene dijo...

Acabo de descubrirte y me ha encantado tu blog.
Y encima eres de cerquita, que más puedo pedir..
Te seguiré visitando y suerte con el tema. Besitos.

Rosa Marrero dijo...

SALUD. DESPACITO CON LA CONTRACTURA. SIN PRISAS, EL CUELLO ES DELICADO... Y ENCIMA ESTÁ LA CABEZA... :)
(YO TAMBIÉN ME PERMITO, DE VEZ EN CUANDO, UN BIENILUSTRADO LIBRO INFANTIL, BUENO PARA LA NIÑA Q SOMOS)