jueves, 7 de febrero de 2019

Color Affection Berlin



El Color Affection ha sido mi primer chal "largo". Está tejido en Holst Garn, un hilo precioso, con un aspecto rústico que me encanta como queda al trabajarlo. Con respecto al modelo es... curioso... lo de las vueltas cortas es lo que lo salva de ser un pelín aburrido, pero con eso, hay que reconocer que tiene su gracia.


Fue una labor empezada en el mes de mayo en Dinamarca y estrenada en el mes de enero en Berlín. En medio, me acompañó durante las distintas salidas del verano, que una, además de disponer de muy poco tiempo para tejer, teje despacito.


Este invierno lo he utilizado muchísimo. Me encanta la longitud que tiene y su combinación de colores. Dudaba entre amarillo y naranja. Pero tras un arduo debate entre Violeta y yo... ganó el amarillo. Acierto.


En Berlín, le hicimos una sesión de fotos en la Puerta de Brandeburgo. Un domingo a las 8 de la mañana de un MUY frío día de enero. De ahí que pudiera fotografiar el icónico monumento casi para nosotros solos. Todo un mérito.



Impresionante la puertita. Uno casi que puede imaginarse a Napoleón desfilando por ella o a Hitler con sus tropas. La necesidad de ostentación de fuerza de los hombres a lo largo de la historia.  







3 comentarios:

Chitin dijo...

La verdad es que yo no hubiera elegido esos colores, pero luego el chal resulta precioso. Yo no tengo paciencia para tejer, os admiro a Violeta y a tí por esas cosas tan bonitas que salen de vuestras manos.

Adijirja dijo...

Sabes?? De las cosas más complicadas a la hora de tejer, es elegir la lana para un patrón... a mi me cuesta un mundo!!!!! ;)

violetazul dijo...

Te quedó precioso!.. Los debates contigo sobre cualquier cosa son maravillosos, y por cierto, vamos necesitando de uno ;)