martes, 22 de mayo de 2012

Buscando duendes.


Vale. Lo reconozco. Estoy monotemática con nuestras escapadas a La Palma. Pero es que lo pasamos taaaaaaaaaaaan bien!!!!
A Jorge. como a la mayoría de los niños, le encantan los aviones (no como a su mamá que les tiene un miedo atroz y visceral; antes no era así, pero a medida que tuve que viajar mucho por temas de trabajo y pillar vuelos infames en los que la cabeza me llegaba al techo, fue desarrollando una aversión que en la actualidad intento controlar para no pasársela a él, pero que se ve reforzada cada vez que pillamos una tormenta, como en esta última ocasión, y mientras él se lo pasa de vicio viendo los rayos por la ventanilla, a mi... me dan contracturas musculares). Ir a La Palma, representa fundamentalmente dos cosas: ver al abuelo y subir a un avión. Me reservo un post para los aviones, porque eso tiene mucha tela...

Aeropuerto (2 años, 6 meses y 10 días)

En esta última ocasión, por fin pudimos estrenar las botas de agua y pasar una tarde entera saltando en los charcos. Charcos de verdad. De cuando llueve a mares. Y no como los charquitos de mentiritas que se han formado en nuestro jardín este año, que en vez de hacer pis, parecía que los angelitos desde el cielo escupían...

Botas de agua (2 años, 6 meses y 13 días)
Nada más divertido que los colorines para un día gris!!!

Saltando en los charcos (2 años, 6 meses y 13 días)

Cada vez Jorge tiene más capacidad para jugar con su primo A. Yo pensaba que era una pena que se llevaran tantos años, porque no iban a poder disfrutar del juego juntos. Pero va a ser que estos niños no paran de sorprenderme y A., a sus 11 años, tiene una paciencia inmensa para ponerse a la altura de su primito y jugar... hasta al baloncesto!!!

Reydelbalon (2 años, 6 meses y 15 días)

Dio la casualidad de que estuviéramos en la isla para asistir al cumple del hijo de un primo mío, que festejaba su segundo añito con una comilona en el monte. Jorge no es muy sociable aún con los cachorritos de su edad, pero le encantan los cumpleaños. Y, sobre todas las cosas, las tartas y las velas. Así que no desaprovechó la ocasión para soplar él también y sentirse homenajeado por el cumpleaños feeeeeeeeeeliz... 

Ohhhh!!!! Una tarta de cumpleaños (2 años, 6 meses y 10 días)

Jugar con los demás niños, no jugamos mucho, pero lo pasamos pipa buscando duendes, haciéndoles casitas y tirándonos (sí, lo reconozco, los 2) por los toboganes...

Buscando duendes (2 años, 6 meses y 10 días)

De toboganes y risas (2 años, 6 meses y 10 días)

El gorrito es de la calidad Inca de Katia. Y el modelo, de la revista Nº 58 (también) de Katia.


Qué frío!!! (2 años, 6 meses y 10 días)
(detalles en MiRavelry)

Ah!!! Y ya empezamos a hacer experimentos la mar de interesantes para entender el mundo (vamos, las pillerías de toda la vida). Como poner la boca en el tubo de escape del Seat Panda del abuelo (el jeep de los pobres, como dicen los Anticrasis Consort, reformulados en el Trío Zapatista) para... podría añadir muchas hipótesis, pero... vaya usted a saber por qué diablos lo hizo!!!! Menos mal que el coche estaba apagado... Quise creer, para no estrar en estado de enfado sobrehumano, que si hubiera estado encencido no se le habría ocurrido tan brillante idea...   

Look deshollinador (2 años, 6 meses y 15 días)

Bueno, me parece que con esta tanda, ya voy a poner fin a la reseña de estos días tan estupendos. Pero, queridos lectores, advierto que en junio volvemos...

Puestadesol (2 años, 6 meses y 14 días)

9 comentarios:

SIONA dijo...

Yo me lo como, te juro que me como a tu cachorro. En cuantito lo vea, avisada quedas ;) Quizás para septiembre ;)
Un abrazo!
SIONA

Alex dijo...

Bueno lo del tubo de escape!!! Pues no se qué duendes buscábais porque el más bonito ya lo iba en la búsqueda contigo!
A disfrutar de esos días en familia, seguro que el abuelo está feliz, feliz de esas visitas!

La petita teixidora dijo...

la pasión por los charcos y las tartas de cumpleaños y las velas es algo maravilloso en los niños, al igual, que el no jugar entre iguales en determinadas edades (aunque todo el mundo se empeñe en decirnos, que las guarderías socializan...más bien, comparten espacio y adulto de referencia); me encanta como juegan con los colores la lana, que has utilizado para el gorrro; un abrazo grande, grande, feliz martes!!!

violetazul dijo...

Que guapo!!!!
Qué estaría buscando en el tubo de escape???
Me encanta el gorro, pena que aquí no hace tanto frío, y ya estoy tejiendo en algodón porque me niego a dejar de ponerle gorritos!
Ganas y miedo de que llegue a esa edad!

Inma dijo...

Pero qué fotografías tan bonitas! El protagonista es una monada y la fotógrafa una artista, no sabría elegir cuál me gusta más porque son toooooooooodas preciosas.... ¡qué pasada! Me ha encantado el gorro y la lana! Un besico.

Carmen Mari dijo...

Tienes un crio precioso y sobre todo bien ocurrente. Jajaja. Lo del tubo de escape tiene su aquel. Esta última foto es precioso.
Un besote.

Carmen González dijo...

¡Qué guapo! Es que los chicos tienen unas ocurrencias, que no les pasa nada de milagro muchas veces. Me encantan las fotos de tu escapada, estar con la familia y hacer esas excursiones y otras actividades creo que les refuerza.

Vane dijo...

Uy si Marini ve esas botitas de agua!! está como loca por tener unas pero claro, a estas alturas del año que ya no cae una gota, le hemos dicho que cuando empiece el cole le compramos unas, jeje. No sé que tendrán los charcos que les chiflan, eh?

Unas fotos suuuper chulis!

besosss

Maie dijo...

que hermosura de fotos...esta muy grande el jovencito!