lunes, 19 de julio de 2010

Mamitis.

En la última revisión de la pediatra, y en un entorno extraño como es una consulta médica, a pesar de estar con papá y mamá, Jorge se puso muy nervioso y solo se calmó cuando mamá lo cogió en brazos. Desde los brazos de mamá el mundo se ve de otro color y no importa lo que hagan los extraños, porque mamá está cerquita.

- "Uy.... qué mamitis tiene este niño!"

-...???


Bien es sabido que "itis" es un sufijo típicamente usado para denotar una inflamación de alguna parte del cuerpo. Así pues, cuando nos dicen que tenemos conjuntivitis es porque la conjuntiva del ojo está inflamada, o amigdalitis, cuando lo está una de nuestras amígdalas. El hecho de que coloquialmente la gente diga "ese niño tiene mamitis", y dado que es imposible que una mamá se inflame de forma literal, es porque su connotación es más bien peyorativa.
Que te lo digan en el supermercado... pasa. Incluso que te lo diga un familiar "por tu bien", porque qué vas a hacer cuando tengas que ir a trabajar?. Pero que te lo diga una pediatra...
Según Bowlby podemos diferenciar tres tipos de apego: seguro, evitativo/inseguro y ambivalente. El ideal sería que todos los padres generaran en sus hijos el primero, porque un apego seguro durante los tres primeros años de vida de un niño garantiza que se cree un molde biológico y emocional saludable para sus relaciones futuras.
De esta forma, lo malo no es que el niño que es separado de su madre durante unos minutos, llore, sino que no lo haga. El bebé que no se desespera cuando deja de percibir la presencia de su madre o cuando simplemente se aleja de ella, es porque ya está acostumbrado a que cuando llora no se acuda con celeridad a su demanda, lo cual le hace interiorizar el mundo como especialmente hostil ("Para qué voy a llorar si no me hacen caso?")
Biológicamente hablando, el factor más importante en la creación del apego, es el contacto físico positivo (ésto es, dar abrazos, besos, llevar en brazos,...) ya que estas actividades causan respuestas neuroquímicas específicas en el cerebro que llevan a la organización normal de los sistemas responsables del apego.
Estoy hasta el moño de que me digan que mi niño tiene mamitis. Hablemos con propiedad. Mi niño tiene un apego seguro, derivado de una adecuada cobertura de sus necesidades, tanto fisiológicas, como emocionales. La que tiene mamitis soy yo, que estoy inflamada de amor y ternura incondicionales por mi cachorrito. Y por cierto... cuando empiece a trabajar ya nos ocuparemos papá y yo de hacer la transición de la forma más adecuada posible, mientras tanto, no voy a desperdiciar ni un minuto de mi tiempo en preparar a mi bebé para cuando tenga que separarse de mi.



- Ocúpese usted del plano médico, que del plano educativo ya me ocupo yo...

19 comentarios:

SIONA dijo...

¡muy bien dicho! en la siguiente consulta le llevas este post tal cual al pediatra ;)
un abrazo!
SIONA

Glora dijo...

Ole, ole y ole!! Así se habla, carajo, que ya está bien de que l@s pediatras lo sepan todo!!
Un abrazo, guapa, qué foto más linda, Jorge está precioso!!!

Maie dijo...

jeje... en mi caso Luna sufre de papitis en su forma aguda y extrema... jajaja
Bella foto!

Luisilla dijo...

pues anda, que si me viera a mi tu médico, me encerraba: llevo a mis dos "peques" de 7 y 3 años y medio enganchadas a las piernas como dos pinzas!!! eso si, cuando hay que separarse, tenemos que hacer una conferencia internacional, pero yo las veo la mar de bien, llora la pequeña cuando tiene que hacerlo y de forma totalmente natural para su edad y la mayor no llora, se me enfada y me hace chantaje emocional que es lo que le toca... besos preciosa y para jorge un achuchón!

violetazul dijo...

Dime que le dijiste eso, dímelo!!!
Sabes que cuando yo me vaya inflamando, y no me refiero metafóricamente, me vas a hacer de guía, verdad???
Besos a los dos!

Laurita dijo...

Jeje... yo nunca me lo había planteado de esa manera. Siempre nos han intentado inculcar eso de que los niños aprendan a no necesitarnos, pero tan pequeños...es cierto que no debe ser muy recomendable.
Cuando sea mami quiero tus consejos. BEsos.

Vane dijo...

Qué buen post, Adi, me ha requetencantado!!!!
Te doy la razón en todo y yo también estoy hasta los mismísimos de que me digan que mi niña tiene mamitis. Al menos no tengo que oirlo de nuestra pediatra porque la verdad es que es muy maja y siempre mira por el bienestar del niño. Qué pena que os pille tan lejos porque seguro que Jorge y tú os llevaríais de maravilla con ella.
Mientras, pasa de lo que te diga la gente, que lo que de verdad importa es el instinto de una madre y es imposible que el amor,cariño y apego que Jorge siente por ti le perjudique en algo.

La foto... preciosa!!

Muchísimos besos a los dos desde Alicante ;-)

loly dijo...

Que si mi hija, que si, que se dediquen a lo suyo que de la mamitis te encargas tú!! jajajja si yo te contará.
Todo se andará y cada cosa en su momento, ahora es el momento de disfrutarlo, de agasajarlo, ay crecen tan deprisa........y encima nos quieren quitar el placer.....sobre todo el placer de que nos sintamos las mejores mamás del mundo.
saluditos,
pd,si hasta a mi me dan ganas de cargarlo y no soltarlo,esta bello.
Una imagen muy tierna de los dos!!

Mamá Carmen dijo...

Hola Adi, hace ya tiempo que no te leo, por falta de tiempo (que quede claro). Estoy de acuerdo contigo en todo lo que dices, sólo indicarte un pequeño detalle, a lo mejor me equivoco pero he pensado en ello mientras te leía. A veces nos olvidamos que los médicos son personas como todos nosotros y cuando hablan no lo hacen todo el tiempo pensando en un diagnóstico o como doctores. Lo hacen como personas normales, de esas mismas que te hablan por la calle y te dicen lo mismo, son estereotipos influenciados por la sociedad. A veces, lo que decimos no refleja lo que verdaderamente opinan, igual era un comentario desafortunado para entablar una conversación. Sólo míralo desde ese punto de vista.
Un besazo y un abrazo para ti y tu Jorge que está muy hermoso.

Anónimo dijo...

Digo lo mismo que ha dicho otra compañera, ole, ole y OLÉ!
OTRA CON MAMITIS

Lolita Blahnik dijo...

Es que la gente no aprende a morderse la lengua!!!! Siempre hay alguien dispuesto a dar un "consejo/opinion amable" sin que se lo pidan... en fin, a disfrutar con Jorge!

Gimena dijo...

Huy... lo más lindo de los bebes es la mamitis!!!!
Ya en un par de años va a ser tremendamente independiente y vas a querer que vuelva a acurrucarse entre tus brazos como un monito con sueño.
Besos!
Jorge está hermoso

Alex dijo...

Cómo te entiendo!! Yo también tengo hijitis!! Y como a tí me pasa que no entienden que cada minuto que no estoy trabajando quiera estar con él!

Besitos a los dos... y Jorge está precioso!!!!!

Rosa Marrero dijo...

aprovecha, que ya se hará adolescente... y luego se les echa en falta

Pilar dijo...

Esta es mi niña!!! Mamitis los c...nes!!!
P.D. ya salí de dudas!!

Anónimo dijo...

Otra mujer que se cree que nadie en el mundo cría y educa a sus hijos mejor que ella. Pertenecerá Vd seguro también a las del "parto es nuestro" y a la secta de la teta. Mejor, no lo lleve al pediatra que ya se sobra solita

mala dijo...

No imagino una entrada más bonita que esta para un encuentro tan casual como el mío. Todo un placer de madre con mamitis a madre con mamitis.

Adijirja dijo...

Estimado Sr. Anónimo:
No acostumbro a responder por esta vía a los humildes lectores de este blog, pero creo que la ocasión lo merece. En primer lugar, de verdad de la buena que creo que hay millones de mujeres que crían a sus hijos tan bien como yo, aunque no me parece que se puedan establecer comparaciones de si ésta lo hace mejor o aquélla peor. Lo importante es hacerlo lo mejor que uno cree, con sus conocimientos y sus vivencias. Los míos, me dicen que este es un buen camino, pero puede ser tan bueno como cualquier otro.
En segundo lugar, por supuesto que pertenezco a la "secta de la teta", porque creo que es una vivencia tan increíblemente rica que me da pena que haya madres que se la pierdan; es bonito, es estimulante, es beneficioso para mi hijo, es gratis... qué más se le puede pedir??
Ah! y también a la "del parto es nuestro", porque soy de los que opinan que el parto se ha deshumanizado y el hecho de volver a sentirlo, con las ventajas de vivir en el siglo XXI, es un reto para las mujeres de mi generación.
Y por último, la verdad es que al pediatra lo llevo lo justito, es más, pensándolo bien solo hemos ido por las visitas rutinarias, para el resto de casos, fiebres, catarrilos y demás, sí que nos bastamos solitos. No por nada, ni por desconfiar de los médicos ni nada de eso, como le decía, creo que en la actualidad prescindir de los beneficios de la ciencia médica sería una tremenda torpeza, pero creo que hay que confiar un poquito más en el instinto y además, tampoco es bueno saturar los recursos públicos.
Me gustaría haber podido mantener un diálogo un poco más fluido con usted, pero la verdad es que se hace difícil cuando las críticas se realizan tras un antifaz...
Atentamente,
Adi.

Anónimo dijo...

Me encanta todo lo que has escrito y comparto contigo tus comentarios. Los dejo que mi hijo tiene mamitis, bueno, y yo también. Besotes,
Evelia