lunes, 5 de junio de 2017

Lisboa. Lojas.

Casa Pereira Da Concençao 

En la Rua Augusta 102, se encuentra esta pequeña tienda de cafés y tés. Está atendida por un señor mayor, que parece tan mayor como la misma tienda. Elegimos un café, en grano, molido ante nosotros, "para que conserve todo su aroma", nos dijo en un portugués apto para extranjeros. 

En los estantes, chocolates y caramelos, cajitas de tés y teteras. No era tanto lo que vendía, sino cómo lo vendía. Con la sensación de estar retrocediendo en el tiempo. Y esa pesa... no os parece maravillosa??



























Cafés A Carioca.
Otra tienda de cafés y tés, esta vez en la Rúa Da Misericórdia, 9. Deben de ser de la misma época, pero con un fisquito menos de encanto. De cualquier manera, le habría hecho fotos en el interior, pero... la pillé cerrada...




Espingardaria A. M. Silva

Ubicada en la Praça D. Joao da Câmara, en Rossio. No es que me interesen lo más mínimo las armas, pero... ese cartel... Ay! que parecía que en la puerta ibas a ver a dos señores comprando las pistolas de un duelo al amanecer a orillas del Tajo...




Caza das vellas Loreto

Esta tienda, ubicada en  Rua do Loreto 53, es el summum de cualquier fanático de las velas naturales. Parece que tienen a un grupo de señoras en la parte de atrás, metiendo los hilos derechitos en los calderos de cera fundida. Una vez, dos, diez, cien... hasta que salga la vela con el grosor adecuado. Y así hasta el infinito.





Ferreira Marqués, Filhos. Joalheiros. 

Y lástima que lo mío tampoco sean las joyas, porque esta joyería en la Praça D. Pedro IV, tiene que ser también una delicia.





Silva & Feijóo.
Casa Portuguesa de Produtos Tradicionais

Por último, esta tienda, ubicada en la Rua de Sao Nicolau, 50, no creo que se considere una loja tradicional (aunque en sus inicios sí lo fuera), ya que por ella sí que se notan las huellas de la época actual. No obstante, me encantó, y la quiero incluir en este listado por el exquisito trabajo realizado en madera de las marionetas que configuran el fondo de la tienda. Con todos sus detalles. Lindo trabajo artesano.

Ah! y la balanza del escaparate... mmmmm....











6 comentarios:

Sonia dijo...

¡Qué rincones más preciosos!

Isa dijo...

Momento envidia envidiosa viajera

violetazul dijo...

Que sitios más bonitos! Me llegó el aroma de ese café, y con él, la gran necesidad de ir a visitar Lisboa. :)

Adijirja dijo...

Lisboa es una ciudad realmente preciosa!!!

Adijirja dijo...

Tranquilidad. Como dice Drexler, solo hay que saber esperar... ☺

Adijirja dijo...

Tienes que ir. Visita obligada.