martes, 24 de abril de 2012

San Jorge.

Al finalizar la ecografía de las doce semanas, nos preguntaron si queríamos saber el sexo del bebé. El papá de la criatura y una servidora nos miramos con los ojos a cuadritos y preguntamos "Pero.... es que ya se sabe?" "Bueno, no con una certeza al cien por cien, pero yo diría que sí" "..." "..." (momento duda) "bueno... vale..." (con más duda todavía, derivado de algo que no esperas ni por asomo) "Yo diría que es un niño" Y ahí empezó la ardua búsqueda de un nombre. La cual duró... prácticamente seis meses más. Porque hasta un poco antes de dar a luz aún no teníamos cerrado el tema. Con catorce semanas, cuando ya se verificó la situación, recuerdo que al salir de la consulta de la ginecóloga, el Sr. Papá (que iba conduciendo), así, de buenas a primeras me dice "Jorge". "Jorge? Pero qué dices!!! No me gusta nada, con tanta gggg!!!" Después lo pensé mejor y unos kilómetros más allá le pregunté "Hay alguna causa especial por la que te guste ese nombre?" "No. Me parece musical" Y se quedó tan pancho. Con lo que la cosa quedó ahí.
Al final de la búsqueda yo me había decantado por Mateo. Pero nadie en la familia (salvo mi madre, la incondicional) me apoyó. Fue más o menos a esta altura cuando sucedieron un par de incidentes. Hay que aclarar que el tema de "la sugerencia" no había sido comentado con nadie.
El primero fue que el tío paterno (malito y en cama desde hacía tiempo) le comenta a su madre que a él, el nombre que más le gustaba para el cachorrito era Jorge, porque según parece así se llamaba un amigo suyo de la infancia. Sorpresa. Pero bueno. Esas cosas pasan. El mismo día, un poco más tarde, al llegar a buscar provisiones a mi TiendaDeLanasFavorita, en un momento determinado la dueña me dice bajito "entonces... se va a llamar Jorge?". "Cómo? De dónde has sacado tú eso si hace meses que no venía por aquí?" (recordar que casi todo el embarazo estuve haciendo reposo y las lanas las compraba con intermediario). Y me dice muy seria "Al entrar tú, me lo han susurrado al oído. Tú no lo sabes, pero yo tengo ciertos poderes con las embarazadas y sé cosas que ellas no saben." Si no fuera porque es una persona de mi mayor confianza y aprecio, diría que ese día se había echado un extra de café. Pero claro, como poco, el cuerpo se te queda "raro" y la cabeza no digamos. Y empiezas a pensar si serán casualidades o causalidades. Además, la festividad de San Jorge coincide con el Día del Libro.
Y ya, para rematar la faena, cuando se me ocurre mirar el significado del nombre... Me rendí ante la evidencia. Mi cachorrito estaba destinado a ser Jorge.
Un hombre que amará la tierra y aprenderá a cultivarla. Como su abuelo materno, agricultor y cabrero.
Un hombre cuyo nombre lo liga indisolublemente a los libros. A los que adora casi desde que nació. Como a su abuelo paterno, maestro de profesión.

 Primer día de San Jorge (7 meses y 7 días) 
Primer día de San Jorge.
Aquí, en las islas, no existe la costumbre de regalar libros en este día. Pero bueno... en casa poco a poco vamos teniendo una lindo rincón de cuentos y siempre es un buen momento para ir añadiendo títulos a nuestra colección. Además, esta tarde nos hemos ido de bibliotecas, buscando actividades programadas para festejar este día tan especial, pero no hemos encontrado nada, así que... la hemos pasado mirando cuentos.

 Tercer día de San Jorge (2 años, 7 meses y 1 día) 

Para la ocasión, había solicitado bajo pedido la colección "De la cuna a la luna" (todos menos el del "cocodilo verde, verde, verde", que nos lo trajeron primero solito hace más de un mes, y que por lo que veo, es el que más le gusta), y los libros "El mundo al que vienes" y "La granja de los 7 establos". Para los dos últimos vamos a esperar a estar los tres en casa, que últimamente no hay manera. Y para ir abriendo boca, hoy le hemos metido mano a los pequeñitos. Reconozco que, para mi gusto, son libros demasiado simples, pero bueno... me he dado cuenta de que es muy difícil encontrar cosas interesantes para los más chiquitos, así que estos, teniendo en cuenta lo que hay por ahí, son bastante aceptables.

De la cuna a la luna.



6 comentarios:

Bárbara Est dijo...

Madre mía, la historia de la mujer de la tienda me deja loca. Qué impresión. Ante eso que más hay que decir.

Gimena dijo...

Muchas felicidades para el pequenin en su dia!

Luisilla dijo...

Bueno mi niña, pues no puedes dejar de venir a celebrar su santo, algún día, a mi tierra: libros y rosas por doquier, te vuelves loca! Mira que intento contenerme/nos, pero mínimo 3/4 libros caen cada año ese día. A mi lo de la tienda también me ha dejado patidifusa... qué cosas! Felicidades al pequeñín más guapo de internet!!! Bss!

SIONA dijo...

Ese tenía que ser el nombre, estaba destinado a ello y será un gran hombre :)
pd: flipada con lo de la tienda también te lo digo .... esa tienda es ¡magica!
un abrazo,
SIONA

Vane dijo...

Felicidades a Jorge en su día!!!! me ha encantado la historia de su nombre!! muy bonita y con mucho significado :-)
Yo desde que era pequeña sabía que tendría una niña que se llamaría Marina, siempre pensaba en ella con ese nombre. Luego con los años me empecé a enamorar del mar cada vez más y me encantó que me hija llevara un nombre que significara "mujer que pertenece al mar" :-)

Hacéis muy bien en prepararle una buena biblioteca al peque, es imprescindible!

besitos

bailadora dijo...

Me encantó la historia del nombre de Jorge cuando me la contaste, con mi XX en la barriga por nombre sin "decidir", aunque tú y yo sabemos que siempre lo tuvo escogido... jejejeje

Lo que no sabía era que tu padre fuera profesor... Seguro que no me lo contaste por mis ideas descabelladas :P

Quiero hacerte una sugerencia para el blog, haz una lista de cuentos imprescindibles. Si no para tu blog, tenemos que hablar, vete pensando....

un beso muy gordo, especialmente para el niño más bonito