lunes, 14 de julio de 2008

De cómo la vida de vez en cuando todavía logra sorprenderme

La semana pasada tuve que ir un día al médico y al llegar al trabajo me dice mi compañera...
- Mira qué regalo tan bonito te han dejado!!!
- Y eso? Quién ha sido??
- Me dijo que era Doña L.
- Doña L.?? No conozco a ninguna Doña L. ...
- Era una señora mayor. Vino preguntando por ti, y yo le comenté que estabas en el médico. Dijo muy convencida que tú sabías quien era y ni siquiera dejó su teléfono.
- Bueno, quizás sea la amiga de una amiga, que hace un par de años tuvo un problema y vino por aquí. Voy a llamar a mi amiga (...) Puedes preguntarle a tu amiga L. si me ha dejado un regalo en el trabajo?? No?? Es que...

Con casi la certeza de saber que Doña L. se había equivocado de persona, dejé mi flamante regalo metido en un armario en espera de que se pusiera en contacto conmigo, dado que mi compañera le había dejado mi teléfono.

Tres o cuatro días después, justo cuando yo no estaba, volvió a llamar y esta vez sí dejó su número. La llamé en nosecuantas ocasiones, pero nada, no hubo suerte. Hasta que hoy...
- Buenos días eres...?
- Sí, con quién hablo??
- No me conoces? (voz de persona mayor, que inmediatamente me pone en alerta)
- Pues la verdad...
- Si no hace tanto que no nos vemos!
- Es usted Doña L.?
- La misma! Te gustó mi regalo?
- El regalo está precioso, tanto, que me da la sensación de que no es para mi (ahora con la convicción de que yo con esa señora no había hablado en la vida)
- Claro que es para ti, para que lo pongas en tu casa nueva en ese terreno tan bonito que tienes!!
- Pues sí, casa nueva sí y terreno también (lo digo mientras pongo cara de pócker). La conozco quizás de (....) o tal vez de (...)
- No, no... Yo soy la suegra de E., el compañero de trabajo de M.
- Vamos a ver, la persona a la que usted busca en que trabaja exactamente??
- Ella es argentina y trabaja en (....), está casada con M. y vive en (...)
- Pues lo siento, pero definitivamente no soy yo. Si quiere, la puedo ayudar a encontrar a la persona que busca y darle su regalo.
- Ya decía yo que no me sonaba que ese fuera el apellido, pero.... no te preocupes. A ti te gustó la teja?
- Me parece preciosa, pero ni me la había llevado para mi casa esperando a que apareciera su verdadera dueña.
- Bueno, pues esa ya es para ti, que yo le haré otra a ella en cualquier momento. Así la pones en tu casa nueva y cuando la mires te acuerdas de mi. Además, has sido tan amable, que me gustaría conocerte; si quieres, algún día podría pasarme por ahí. Qué opinas??
- Estaría encantada. Si le parece bien, lo que puedo hacer es indagar para ver dónde trabaja exactamente la persona que busca, que debe ser en la misma planta, pero en el ala de enfrente.

Y así fue cómo conocí a la única tocaya (de lo más agradable, por cierto) que tengo en toda la planta del edificio dónde trabajo. Le conté la historia y le facilité el teléfono de Doña L., a la que, por supuesto, sí conocía.

Como dice Rogelio Botanz... "Hay días en que la vida se me viste de princesa"


24 comentarios:

Satautey dijo...

Jejeje.
Que historia más bonita, al final te has quedado con regalo y con una nueva conocida sin proponertelo, si al final va tener mi J. en eso del Karma, "haz bien y recibiras bien", que conociendote es totalmente comprensible
Besos

Luisilla dijo...

La teja es preciosa y las casualidades de la vida, a veces, nos dejan preciosos regalos, verdad?

Mrs. Knook dijo...

Vaya, qué historia más increíble. Pero ahora tienes una teja preciosa, y una nueva amiga jeje

Rita dijo...

Que chachi!... Nuevas amigas y nuevos regalitos :), la teja está curradísima, eh? Ya la has colocado?
Nos vemos en La Rama, no?... jejeje
Siempre me pido el día de AAPP ^-^
Un beso

violetazul dijo...

Qué cosas no??
La teja está super trabajada!!!
Besos guapetona!

Penélope dijo...

¡Huy!¡Me he equivocado y te he comentado en la entrada de abajo!

van dijo...

me gusta la historia tanto como la teja o la teja tanto como la historia... no sé


son curiosas las casualidades que tiene la vida... qué sería de nosotros sin ellas


mil besos

GIMENA dijo...

Esas pequeñeces hacen linda la vida, no?
Besitos .
Una preciosura esa teja!

loly dijo...

Desde luego cosas como estas hacen que la vida tenga algún sentido.
La teja es divina, ¿sera pintada o es decopage? Bueno en cualquier caso, un bonito regalo para decorar tu casa en el campo.
Saludos

liandolamadeja dijo...

Búscale un bonito lugar en la casa, en monentos bajos podrás recordar como la conseguiste y sonreir...
Es una linda historia

Lily dijo...

yo cada vez menos creo en las casualidades y cada vez mas en que todo pasa por algo en esta vida. tu historia es lindisima, que lindo conocer gente bondadosa, agradecida y bien educada en estos tiempos. un beso.

Bea dijo...

Me encantó tu historia... que maja Doña L.... un detallazo!!!!Bea

Lily dijo...

hola, gracias por tus comentarios. como conocio el mate tu marido, los argentinos no son los unicos materos, tambien los uruguayos, los paraguayos y gente de cualquier parte que lo probo, le gusto y sigue haciendolo, imagino que como tu marido. un beso y seguimos visitandonos.

AnyGlo dijo...

Jajajajaja!!!!

Por fin se resolvió el misterio!!!!

Fantástica historia y Fantástico Regalo!!!!

Un abrazo!!

Laurita dijo...

¡Qué preciosidad! ¡¡Y de esta aventura has conseguido una nueva amiga, una tocaya y una teja!!

MOB dijo...

Muy chul a la teja, pero sobre todo la historia. De vez en cuando me paso por tu blog, y sinceramente me encanta lo que pones, y sobre todo como escribes. Disfruta la teja, la cas nueva y sobre todo el terreno. Saludos

Lolita Blahnik dijo...

pues le quedo a la señora bien bonita! a ver si alguien se equivoca y me envia una igual jejjeje

Toñi P. dijo...

Realmente preciosa, tanto la teja como la historia. Me encanta y parece estar muy bien hecha. El domingo estará por la playa de agaete. Besos

Mamá Carmen dijo...

Bueno, parece que tienes dos amigas más!! Me paso por primera vez por aquí para darte las gracias por el bloque que hiciste para el quilt de Mamá Carmen. Muchísimas gracias desde la isla vecina.

Espero pasarme de nuevo por aquí!!

Un abrazo fuerte.

Avene dijo...

Es increíble pero aqui cuadra eso de que la realidad supera a la ficción... y da gusto encontrar gente así por el mundo. Así que felicidades, porque dicen que uno recoge lo que siembra y si tú siembras algo es amistad, amor, comprensión y buena onda con cualquiera que te conoce.
Besotes

Maie dijo...

Pero ademas una belleza la Teja....que suerte mujer!

Penélope dijo...

Adijirja: Mmmmmm. ...Y con salado? Riquísimo con pasta, con antxoillas tipo pintxo (Huy! ¡Me ha salido la vena norte!),con jamón, salmón y como condimento de ensaladas... Mmmmmmmm
(copiado y pegado del post de mi blog yogurtero)

Espita Gorgorita dijo...

que bonita historia! y que delicada eres, no me extraña que esa persona te regalara la teja.

Eli dijo...

Que coincidencia tan bonita!! El mundo es un pañuelo. Gracias por visitarme y saludos.